Familias

De forma positiva o negativa, nuestros padres y familiares tienen una enorme influencia sobre nosotros. La presión para adaptarnos a las pautas y expectativas de nuestro grupo familiar biológico y elegido (amistades) suele ser tan intenso y tan basado en estructuras de relación  impuestas de manera inconsciente a través de varias generaciones, que sentimos a veces un cierto vacío no natural en nuestro día a día.

Si bien no existe nadie que nos pueda enseñar a ser buenos padres/madres, hijos/as o compañero/as, el coaching es una excelente guía para identificar aquellos obstáculos que impiden tener una convivencia armónica, o para superar situaciones que tendemos a verlas como dolorosas, en vez de cómo momentos propicios para aprender y evolucionar.

¿Cómo podemos ayudar a nuestra pareja, si no estamos bien? ¿Cómo acompañar a nuestros/as hijos en la satisfacción de sus necesidades, si no tenemos cubiertas las nuestras? ¿Cómo ser buenos modelos, si no creemos en nosotros mismos?

No se trata de contestar a las preguntas del que necesita una respuesta, sino de asistir y acompañar al que necesita apoyo emocional hasta que encuentre por sí mismo la solución y su propia contestación. Pues nadie te conoce más que tú.

Acostumbrados como personas, entes sociales, partes de un grupo a no responsabilizarnos de nosotros mismos, de nuestras relaciones y de nuestros problemas. El Coach te ayuda a integrar este  trabajo personal si es que quieres hacerlo, por ti  y tu familia, por ti y tus relaciones con los demás, es decir POR TI

Te invitamos a poner en marcha un plan de acción que responda a tus verdaderas aspiraciones en términos de desarrollo personal, profesional y familiar.

“Nadie enseña a crecer a una planta,  si le doy agua y atención ella  crece sola”

Fritz Perls

  • Links


  • Parent page: Familias